jueves, 10 de mayo de 2012

El Párroco Rafael Díaz celebrará su primera misa carismática

El domingo en la Parroquia Nuestra Señora del Carmen, se celebrará una misa carismática oficiada por el Cura Párroco Rafael Díaz. Un tipo de celebración distinta de las que acostumbran a realizarse en Benito Juárez, donde la misa cobra un sentido más espiritual en el que participan miles de personas en la búsqueda de la sanación.


Estuvimos conversando con el Padre Rafael quién forma parte del movimiento carismático que está muy presente en todo lo que es la renovación carismática y las misas de sanación. El sacerdote, pese a haber sido trasladado a nuestra ciudad celebra la misa todos los cuartos jueves del mes en la ciudad de Azul ante una nutrida concurrencia de fieles que incluso viajan de ciudades vecinas para estar presentes. 

Esto mismo, ocurrirá en Juarez en la Parroquia el próximo domingo a partir de las 17hs. donde se espera la llegada de gente de Azul, Tandil, Olavarría, Sierras Bayas, Lamadrid y Laprida, que son seguidores de las misas carismáticas que oficia nuestro nuevo Párroco quien sin dudas traerá aires de renovación a nuestra comunidad y a la Parroquia.

Para la gente que nunca participo de este tipo de misas, el sacerdote explicó “Estas celebraciones tienen una fuerza muy especial, son misas muy vividas, cada parte de la misa se va viviendo sin apuro, no es una misa para cumplir sino para vivir intensamente y para recibir todas las gracias. Claramente es una misa muy festiva, de muchísima alegría. Mucha gente queda desubicada cuando ven que están aplaudiendo o bailando porque hay una alegría muy grande en esta fiesta. La misa es una fiesta, la victoria de Cristo y eso se vive, también es una misa de mucha oración, de mucha fuerza orante en las personas. Las personas se comprometen en la oración,

Se vive con muchísimo canto, la oración cantada compromete más a las personas, también es una misa donde se hacen oraciones de sanación muy fuertes y donde hay signos de sanación y hay testimonios la gente que estuvo en la misa anterior da las gracias recibidas. Algunos traen testimonios escritos abalados por los médicos. Hay mucho pedido al señor por la sanación de los enfermos de cuerpo y también de alma ante depresiones, deseos de suicidio y en ese contexto de alegría y de fiesta uno comienza ya a dar esa sanación. Al final de la misa se hace la imposición de manos por cada uno de los que están allí presentes” detalló el padre comentando las etapas y diferentes momentos por los cuales atraviesa la misa.

Consultado sobre la continuidad de poder realizar este tipo de celebraciones en Juarez, el sacerdote comentó “la intención es poder hacerla todos los meses pero necesitamos la respuesta de la comunidad para que surjan los servicios porque es una misa que involucra servidores, necesitamos gente que canta y en la medida que aquí en Juarez surjan personas que les guste cantar o tengan habilidad para algún instrumento para formarse, también se necesitan personas para recibir a la gente en la puerta, los que recogen a la gente cuando se caen en el descanso del espíritu al final, los que acompañan, son muchos servicios que se dan en la misa y lleva mucho tiempo ir formando a la gente para poder hacer esto” comentó sobre una celebración que mueve una cantidad importante de personas para su realización.

Asimismo, el Padre hizo extensiva la invitación a toda la comunidad a acercarse a compartir la misa, especialmente para aquellos que están enfermos “Es una puerta de acceso al encuentro con el señor y lo valiosos de la misa carismática es poder ver como el señor sigue actuando. Hay muchas personas que se sienten mejor después de estas misas, es muy lindo que a partir de este espacio mucha gente recupere su alegría y sus ganas de vivir” concluyó el sacerdote carismático que ha llegado a nuestra comunidad. 



Fuente: El Fénix Digital.
Cronista: Silvana Arias.
Publicado por 3G Producciones.  
Envía tu información a: producciones3g@yahoo.com.ar     

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada